lunes, enero 24, 2022

Vox, a juicio: Juan José Liarte y Francisco Carrera, cara a cara con Antelo

Pordría interesarte...

Mañana se celebra el juicio de los diputados del G.P. contra Vox, partido que los suspendió de militancia

¿Confiamos en la Justicia? Mañana a las 9.30 (sala del juzgado de Primera Instancia Número 4 de Cartagena, aunque se ha solicitado la sala de la Audiencia Provincial por motivos de aforo) se verán las caras el portavoz del G.P. Vox, Juan José Liarte, y el secretario primero de la Asamblea, Francisco Carrera, con Antelo, líder regional de Vox. La tercera demandante contra el partido de Abascal es Mabel Campuzano, consejera de Educación y Cultura.

Un encuentro esperado por muchos y que no estará falto de tensión. Liarte, Carrera y Campuzano fueron suspendidos cautelarmente de afiliación e inhabilitados por su propio partido (Vox) sólo un año después de su elección.

Vox tomó esta decisión, supuestamente, por hechos muy graves cometidos por los diputados del Grupo Parlamentario, que retiraron los poderes a dirigentes estatales para acceder a las cuentas bancarias, al tiempo que despidieron a cuatro empleados de la Asamblea sin la aprobación de los máximos responsables de Vox.

Por su parte, los tres demandantes pretenden que el juez revoque la decisión tomada por el partido político y volver a sus funciones (una vez dentro, ya se verá qué medidas se toman ).

Carrera, en una entrevista concedida a cuartaedicion.com el 20 de diciembre, dejó bien claro que la expulsión tanto de él como de sus compañeros fue del todo injusta. «No podíamos hacer nada. No parecíamos de Vox. Nos querían meter en una burbuja en la Asamblea. Nosotros queríamos hacer cosas con los militantes. Que nos trasladasen sus inquietudes y lo que la gente quiere. Son parte fundamental. Teníamos nuestra acción política y teníamos que usar a Vox como es lógico, pero cortaron todas las líneas«, señaló en su momento el secretario primero de la Asamblea. A lo que añadió «Por ejemplo, hicimos un calendario de actividades y participación con los militantes y se nos prohibió. El centro de coordinación parlamentaria era más bien un comisariado político. Todo dependía de él. Éramos unos extraños. Pedimos hablar con Abascal pero no nos hicieron caso y decidimos eliminar los poderes en las cuentas bancarias. No nos fiábamos…«.

Y en ese momento estalló la burbuja. «Se nos acusa de filtraciones a la prensa. De chantaje e irregularidades contables. Todas las acusaciones vienen de Antelo y Menduiña. Demuestran un interés personal, no por el futuro de Vox«, señaló el diputado.

Ahora podrán defender sus intereses y tendrán delante a Antelo, presuntamente, la persona que difundió las principales acusaciones.

Liarte y Carrera están muy tranquilos. Confían en la Justicia. Saben que no han hecho nada malo. Ahora exigen pruebas convincentes de las acusaciones que se vierten contra ellos.

Futuro en el aire

Desde el Grupo Parlamentario no han querido hacer declaraciones antes del juicio y esperan ver cómo se van desarrollando los acontecimientos para ir informando.

Liarte y Carrera están centrados en sacar adelante los objetivos principales de su grupo, que hasta ahora van cumpliendo y con creces (fulminación del Estatuto de Autonomía y la eliminación de bonificación al juego) y así seguirán mientras trabajen como diputados. No piensan, de momento, en qué harán si vuelven a ser readmitidos en Vox. Quieren ir con pies de plomo. Todavía confían en la Justicia. Esperan, en un futuro muy cercano, callar las bocas de todos aquellos que los acusaron falsamente y, sobre todo, dar las oportunas explicaciones a sus militantes, desinformados a todas luces, de lo que realmente sucedió con su expulsión.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos