jueves, diciembre 1, 2022

Detenido y puesto en libertad con cargos por abusar de una niña de cuatro años en un centro de migrantes de Gran Canaria

publicidad

Pordría interesarte...

La madre de la pequeña ocultó la agresión y fueron los trabajadores del centro los que denunciaron la aberración al enterarse de lo sucedido por una tercera persona

¡Está libre! Abusa de una niña de cuatro años, le llena la ropa interior de semen, le deja sus partes íntimas condolidas…y está libre. Violó, supuestamente, a una criatura de cuatro años…y está libre. Así funciona la Justicia en España. Pero luego un pobre hombre se come 48 horas de calabozo por una denuncia falsa. ¡Disfruten lo votado!

La Policía Nacional detuvo a un hombre de 35 años y natural de Mali como responsable de abusos sexuales a una niñita de cuatro años en un centro para migrantes de Gran Canaria.

El arrestado ya ha sido puesto a disposición judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos y con la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la menor. Menuda barbaridad.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de diciembre cuando familias que se encontraban en el centro después de llegar en patera se reunieron para organizar un asadero. La madre de la víctima mandó a la menor a por ropa y viendo que tardaba fue a buscarla.

En un principio no la encontró pero luego la niña hizo acto de presencia. Andaba raro, por lo que la madre la llevó al baño para ver qué ocurría. Cuando la examinó, vio que la pobre niña tenía semen en la ropa interior y se quejaba de fuertes dolores en sus partes íntimas.

La pequeña dejó bien claro quién era el responsable, señalando a un hombre de 35 años llamado Oussibi y nacionalidad maliense. Este individuo estaba acogido en el centro como tutor de un sobrino suyo también menor de edad.

Lo más vergonzoso de todo, si es que hay algo más vergonzoso, es que la madre de la niña ocultó lo sucedido (multiculturalidad y esas cosas). Fueron trabajadores del centro los que dieron la voz de alarma al ser informador por otra persona de lo sucedido. Fue entonces cuando la madre, junto a los trabajadores, puso la correspondiente denuncia.

La detención se alargó en el tiempo debido a que el presunto abusador sexual contrajo el Covid y estuvo varios días aislado en un centro del sur de Gran Canaria. Una vez recuperado, el pasado domingo la Policía Nacional procedió a su detención como presunto autor de abusos sexuales a una menor de edad y durante la jornada del lunes pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Las Palmas de Gran Canaria.

El juez Florencio Luis Barrera decretó su puesta en libertad con los cargos de presunto autor de un delito de abuso sexual a menores de 16 años, con la medida de alejamiento a más de 500 metros de la víctima y la prohibición de comunicarse por cualquier medio con la pequeña. Lamentable.

Se comenten abusos en los centros para migrantes prácticamente a diario

Casos como el ocurrido y del que acabamos de informar ocurren a diario. El problema es que se esconden a los medios de información y a la opinión pública por las represalias sociales. Tampoco denuncian ante la escasa confianza que le generan los cuerpos de seguridad de sus países en casos relativos a violaciones debido a la corrupción policial.

Para que se hagan una idea, queridos lectores, de la multiculturalidad que nos quieren imponer en España nuestros queridos gobernantes, capaces de vender su país por la compra de votos y ostentar el sillón del ‘Rey’ para seguir chupando del bote.

Este individuo abusó de una criatura y está en libertad, siendo tutor de otro menor. La madre de la víctima no denunció lo ocurrido, aunque sabía perfectamente quien era el agresor…y para postre, nos enteramos de que esta aberración ocurre a diario en dichos campamentos pero lo ocultan a los medios por el qué dirán.

Poco más que añadir la verdad. Bueno sí, esta noticia saltó a los medios hace dos días, pero sólo unos pocos se han hecho eco de lo ocurrido. Ya saben, los medios ‘manipulados’ por nuestro querido Gobierno quieren esconder lo sucedido.

Todo sería muy distinto si el culpable fuese un hombre blanco, hetero y español…

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad