jueves, diciembre 1, 2022

Inminente ingreso en prisión de Josele Sánchez

publicidad

Pordría interesarte...

cuartaedicion.com publicará el jueves una entrevista en exclusiva con el director de la Tribuna de España y Cartagena. El exilio del periodista, CNI, caso Bar España, Banco Santander…de puño y letra de Josele Sánchez

Carta de Josele Sánchez a sus camaradas y que tenemos permiso para publicar horas antes de su inminente ingreso en prisión si no ocurre algo demasiado extraordinario.

El motivo de la presente es hacerte saber que -salvo que Dios disponga otra cosa- mañana entraré en prisión. Me queda la absurda satisfacción personal de saber que, después de dos años, dos meses y siete días desde mi huida de la ¿justicia?, no ha sido el CNI el que me ha detenido, y todo pese a que los servicios secretos españoles pusieron todos sus medios para localizarme en toda Hispanoamérica; soy yo quien ¿voluntariamente? me presento en los juzgados. El motivo de mi comparecencia judicial no se debe a que haya cambiado mi opinión sobre el putrefacto sistema judicial español; ese enemigo todopoderoso llamado Régimen del 78, incapaz de detenerme, ha hecho algo tan ruin y tan viejo como lo que hicieron con Guzmán El Bueno o con el coronel Moscardó en «la defensa del Alcázar»: condicionan la exoneración de un camarada a mi entrega y yo, por fortuna, todavía pertenezco a esa condición de hombres que son incapaces de abandonar a su suerte a un camarada en el campo de batalla.

No pretendo causar lástima ni despertar admiración; mi acción no es valentía ni heroísmo, mi acto es absolutamente egoísta: sencillamente no podría seguir viviendo sabiendo que alguien paga por algo que yo he hecho y, mucho menos, si ese alguien es uno de los camaradas más fieles que he podido encontrar en mi vida.

Además estoy convencido de que Dios siempre sabe porqué hace o permite que ocurran las cosas. Con toda seguridad esta nueva cruz con la que me tocará cargar no es un castigo ni una jubilación, y a buen seguro que El Señor me mandará, dentro de los muros de la prisión, nuevas batallas que librar. Así que el enemigo no conseguirá que ingrese en la cárcel triste ni deprimido; trataré de hacerlo con una sonrisa, la cabeza bien alta y sin perder la dignidad que, al final, es lo único de lo que de verdad somos poseedores.

No puedo ni quiero olvidar en estos momentos a camaradas que han sido decisivos para mi supervivencia en estos tiempos de clandestinidad: a Antonio Vidal, Eduardo López Pascual, Antonio Ortega y Jesús Bermejo (en España), a Andrea Victoria Cano y Pablo Adolfo Santa Cruz (en Bolivia) y al profesor Antonio Buela, al director del canal de televisión TLV1 Juan Manuel Soaje Pinto y muy especialmente a Adrián Salbuchi (todos ellos en Argentina). Tampoco quiero dejar de mencionar el minucioso y abnegado trabajo de mi abogado, el prestigioso penalista Mario García Galindo ni -acaso lo más importante de todo-, el asesoramiento, la palabra precisa y exacta, el acompañamiento desde la distancia y la dirección espiritual de mi camarada y amigo Luis Miguel Villegas, «El Páter».

En la precariedad material y afectiva en la que me he visto obligado a instalarme en estos dos últimos años (dos años, dos meses y siete días), sólo la FE ha amortiguado mi dolor, sólo la presencia consciente y constante de Dios ha dado sentido a cargar con mi cruz; éste ha sido el único heroísmo mudo y posible, el valor anónimo desprovisto de banderas gloriosas ni de victorias heroicas. Me he visto obligado a sobrevivir como un «lobo solitario», escondido y escindido del mundo, con la única voluntad de terminar mis días con dignidad a pesar de la derrota y la ausencia de reconocimiento alguno por mi fracasado combate. Decidí aceptar la voluntad de Dios y -sin renuncia alguna a mis principios ni a las consecuencias de los mismos- aguantar amagado en mi trinchera hasta que El Señor decidiera premiarme con la Vida Eterna, una Vida Eterna de cuya existencia estoy absolutamente convencido y que es, a la postre, todo el mérito que espero poder alcanzar.

Y todo ello sin perder la esperanza, con el sueño juvenil (e inalterado desde mis adolescentes 15 años) de descubrir, algún día, una mágica primavera con noches teñidas de azul mahón que presagien el amanecer definitivo de la patria.

Y es que España no tiene porqué ser siempre el solar en la que políticos oportunistas y grandes amos del mundo la han convertido. En ningún sitio está escrito que este sistema sea el único sistema posible. El mundo no fue siempre así ni será siempre así; no, al menos, mientras sobreviva el aliento de la dignidad, el aire puro de la nobleza, el coraje de unos pocos dispuestos a luchar contra la mezquindad del espíritu, y la voluntad de resistencia del hombre libre, de esos hombres libres a los que ahora se refiere el mundo como «fascistas».

Por todo eso, pese a vivir rodeado de ruinas y pese a estar a punto de afrontar el más incierto de los futuros, preso, entre rejas, mi FE se fortalece y se renueva mi espíritu combativo; me mantengo -impasible el ademán- en la convicción de que algunos hombres debemos seguir luchando contra el lado oscuro de una sociedad sin alma, sobreponiéndonos al dolor de nuestras derrotas acumuladas y al temor de nuestra mísera soledad en esta batalla por la verdad, por el bien…: en este combate eterno y sin tregua por la patria, el pan y la justicia.

Que Dios te bendiga.
Arriba Hispanoamérica.
Arriba Europa
¡Arriba España!,

Entrevista en exclusiva para cuartaedicion.com

cuartaedicion.com publicará en exclusiva una más que interesante entrevista con el periodista Josele Sánchez.

Este medio contactó con el director de La Tribuna de Cartagena y España y pudo entrevistarlo hace escasos días. Ahora, con la detención ‘voluntaria’ de Josele Sánchez, cuartaedicion.com hará pública la más que interesante entrevista donde tocaremos temas como la impresionante ‘huida’ de Josele de España.

También publicaremos declaraciones, de puño y letra de Josele, sobre el caso Bar España. Lógicamente, no nos olvidaremos del CNI, Banco Santander, la Iglesia, Violencia de Género…y todos aquellos temas que tanta controversia causan en nuestra ‘débil y manipulable’ sociedad de hoy.

Fueron cuatro horas de entrevista. Cuatro horas de información más que relevante que Josele Sánchez narró sin tapujo alguno.

El director de La Tribuna nunca se ha escondido a la hora de escribir…pero ..¿Quieren ver cómo escribe un periodista cuando no tiene nada que perder? No se pierdan el jueves la entrevista en cuartaedicion.com

Una entrevista que dará mucho que hablar porque son muchos medios, muchísimos, los que se han puesto en contacto con este diario en más de una ocasión para saber del paradero, de la vida de Josele Sánchez.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad