miércoles, mayo 18, 2022

Conflicto Ciudadanos-PP: María Dolores Díaz quiere romper la buena armonía de la Junta Vecinal de Isla Plana

publicidad

Pordría interesarte...

La vocal de ciudadanos sólo quiere la presidencia, «pero no se involucra en nada y todo son pegas», señaló un compañero de la ‘protagonista’ de la Junta

«Lo que han publicado otros medios es totalmente falso». Así comienza hablando uno de los vocales (de momento, vamos a mantener el anonimato) de la Junta Vecinal de Isla Plana nada más contactar con cuartaedicion.com respecto a las declaraciones de María Dolores Díaz en otros medios de información, donde afirma ninguneo por parte del presidente, el popular Luis Lozano Uribe.

La vicepresidenta de la Junta Vecinal de Isla Plana, María Dolores Díaz, apuntó en algunos medios hace escasos días que la situación es bastante tensa dentro del ‘grupo’. La vocal de Ciudadanos no dudó en atacar al actual presidente de la Junta, Luis Lozano Uribe, del PP.

Díaz denunció ninguneo por parte de su compañero y socio de gobierno. Destacar que ambos partidos gobiernan (PP y Ciudadanos) tras su pacto en Cartagena y por extensión a las juntas vecinales donde obtuvieron mayoría.

La vocal de Ciudadanos informó de que Uribe le transmite «desprecio» y lo ha hecho desde siempre. Al mismo tiempo, añadió que «nuestros partidos son socios de gobierno, pero él cree que esta gobernando solo. No cuenta conmigo. Hay secretismo. No hay contactos con los demás compañeros. Me ningunea y contesta mal«, llegó a decir.

Por último, la representante de Ciudadanos afirmó que «yo debería ser ahora la presidenta, pero Luis no ha cumplido su palabra en el relevo a los dos años y ahí sigue. No descartamos en pedir su dimisión«.

El problema es que ese descartamos puede quedarse en descarto, ya que, según un vocal de la Junta que ha contactado con este diario, María Dolores Díaz «no hace avanzar la buena sintonía. La paraliza».

«La vocal de Ciudadanos entorpece las Juntas»

«Hay muy buena armonía, pero ella se ha encargado de romperla porque quiere ser presidenta sea como sea», apuntó el vocal. A lo que añadió que «nosotros queremos que siga el representante del PP porque estamos haciendo las cosas bien, pero si tiene que dejar el cargo, pues tendremos que votar. Ella no tiene que ser la presidenta. Para eso hay unas votaciones y seguro que habría alguien por delante de ella».

La actual junta está formada por 3 representantes del PP, 2 del PSOE y 1 de MC, Ciudadanos, Podemos y Vox. Lo lógico sería que el siguiente presidente en discordia fuese de los socialistas.

«Si PP y Ciudadanos pactaron dos años cada uno en la presidencia, lo desconocemos. A nosotros no nos informaron de nada. Pero tenemos claro que nosotros no queremos a María Dolores Díaz como presidenta», señaló el vocal.

Y no quieren a la vocal de Ciudadanos porque «ella sí que no se involucra en nada. Siempre lleva la contraria. Entorpece las Juntas porque no está informada. Siempre son pegas…y siempre es la misma. La última, en el dinero designado para actividades e inversiones y para cambiar la asignación», afirmó el vocal.

Por cierto, desconocíamos, hasta ahora, que los presidentes de las Juntas Vecinales tienen una asignación económica…poco…pero algo es algo…

«No sabemos que interés tiene la verdad, porque no se involucra en nada. Siempre lleva la contraria y todo son pegas», terminó de decir.

Lozano, por su parte, desmiente las acusaciones vertidas por la vocal de Ciudadanos y añade que el gran problema y enfado de María Dolores Díaz estriba en el hecho de que no es presidenta.

El pacto ‘secreto’ entre PP y Ciudadanos (dos años cada uno en la presidencia) se tenía que ejecutar el pasado mes de junio pero decidieron ‘aplazarlo’ porque podían ser ‘derrotados’ ya que no contaban con una mayoría de vocales.

Manuel Padín y Noelia Arroyo ya están al tanto de la tensa situación y podemos decir que han intentado ‘pactar’ un diálogo con el resto de vocales de la Junta, pero desde aquí afirmamos que éstos no están por la labor. No quieren a María Dolores Díaz como presidenta porque rompe la buena sintonía que hay, o había, con el resto del grupo.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad