jueves, diciembre 1, 2022

De usar y tirar: Más de 1.600 contratos de enfermeros y resto de personal sanitario finalizan el 31 de marzo

publicidad

Pordría interesarte...

Sólo la mitad serán renovados con contratos de seis meses

Atrás quedan esas interminables jornadas de trabajo con equipos ‘inventados’ puestos para luchar contra el Covid. Bolsas de basura en los pies, mascarillas artesanales, jornadas que no se acaban…doblas turno…sin vacaciones…la muerte rodeándote…jugándote la vida…y todo para que te den una patada. Se acabaron las palmas. Ya sobras…

Nota de prensa de SATSE y concentración de varios profesionales frente a las oficinas centrales del SMS para protestar por el recorte.

El Sindicato de Enfermería SATSE Murcia califica de “imprudente”, “irresponsable” y “temeraria” la medida impuesta por la Consejería de Hacienda al Servicio Murciano de Salud (SMS) de reducir las contrataciones al personal sanitario; máxime cuando existe un alto riesgo de una nueva ola Covid, que ya está generando el crecimiento de los contagios en Europa y puede abocar a anteriores experiencias.

La relajación de restricciones en próximas fechas festivas de Semana Santa y Fiestas de Primavera y la más que segura variante Covid, posibilita que se acabe en una espiral ascendente en España y en nuestra Región. Esta medida “pone en alto riesgo la asistencia sanitaria con la reducción de profesionales”, denuncia SATSE.

Más de 1.600 contratos de enfermeras y resto de personal sanitario cesan a 31 de marzo, de estos solo unos mil serán renovados a seis meses, en lugar de haber hecho estructurales parte de esos contratos. El personal médico, por el contrario, aumentan sus efectivos en Atención Primaria, sin que el Servicio Murciano de Salud dé explicaciones.

De nuevo, denuncia el Sindicato, la falta de previsión y «la política sectaria» va a castigar a la enfermería como en olas anteriores, haciendo a los profesionales de «usar y tirar«. Ante la falta de contratos, las enfermeras, matronas y fisioterapeutas que cesan, emigran a otras Comunidades, en donde se les ofertan contratos más duraderos y estables.

La enfermería viene siendo rehén de “la gestión economicista” que marca el SMS, fiscalizado permanentemente por la Administración regional y la Consejería de Hacienda. Ante la falta de enfermeras, es más que previsible que, de nuevo, otra ola pandémica genere a estos profesionales tener que doblar turnos, aislarlos de sus familias, trabajar sin descansos y jornadas maratonianas que minen su salud física y psíquica.

La Administración regional debe cambiar la política sanitaria del Servicio Murciano de Salud, y no dedicarse exclusivamente a mermarlos profesionales que prestan los cuidados a costa de la salud de éstos y de la población.

Contratos imprescindibles

El consejero de Salud, Juan José Pedreño, señaló hace escasos momentos en rueda de prensa y para paliar las críticas que se contratará al personal imprescindible. La fase aguda de la pandemia ha terminado y hay que gestionar con cabeza.

«El Gobierno regional ha puesto todos los recursos humanos y materiales ‘habidos y por haber’ durante la pandemia. Seis mil puestos por encima de la plantilla a la crisis sanitaria anterior. Pero la pandemia ya no es tan grave y hay que actuar con eficiencia», señaló.

Lo dicho, se acabaron las palmas para los sanitarios (no metemos aquí a los médicos…éstos van por otro lado). Han sido usados como un objeto de usar y tirar. Ya no hacen falta. Sobran…o eso creen los que van de expertos. Luego vendrán las madres mías. Tiempo al tiempo.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad