sábado, septiembre 24, 2022

Herido de gravedad un menor tras recibir una brutal paliza de diez jóvenes, magrebíes y españoles de etnia gitana, en Cartagena

publicidad

Pordría interesarte...

El lamentable suceso tuvo lugar en el parque de las Colonias de San Félix. El joven quedó tendido en el suelo echando sangre por un oído tras recibir varios golpes en la cabeza

Bienvenidos a la multiculturalidad. Y esperen a que nos instalen el ‘preciso’ CATE en la Trimilenaria….se va a quedar una Cartagena ‘maravillosa’.

Un menor se encuentra grave en el hospital Santa Lucía tras recibir una tremenda paliza hace escasas horas en Cartagena. Concretamente, en el parque de las Colonias de San Félix. Los responsables de tremenda paliza, un grupo de al menos diez jóvenes compuesto por magrebíes en su mayor parte y también españoles de etnia gitana.

La Policía Nacional ya está investigando los hechos (ya tiene identificados a varios supuestos implicados) por los que el joven, menor de edad (17 años), quedó tendido en el suelo inconsciente, sangrando por un oído tras recibir una infinidad de golpes en la cabeza (el joven tuvo que ser atendido en el servicio de Neurología).

También acudieron al lugar de la paliza agentes de la Policía Local para aportar datos que ayuden a la investigación. Y es que estamos hablando de una zona donde se trafica con droga y las peleas están a la orden del día. En muchas de ellas, con menores como protagonistas.

A este suceso (pelea y drogas), con magrebíes como tristes protagonistas, súmenle lo ocurrido no hace ni 48 horas en La Unión (asesinato, drogas y ‘okupación’), también con magrebíes como tristes protagonistas…y luego disfruten lo votado.

Violencia gratuita

Como información de última hora, añadir que el joven sigue grave, aunque estable, a consecuencia de la tremenda paliza que, según testigos de hace escasos momentos, recibió sin motivos aparente. Los agresores (repetimos, magrebíes y también españoles de etnia gitana) insultaron al joven y cuando éste fue a pedir explicaciones de por qué los insultos, sin mediar palabra, comenzaron a golpearlo con total violencia. Sobre todo, uno de los individuos que se ensañó con su víctima cuando éste se encontraba en el suelo sangrando por el oído.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad