miércoles, mayo 18, 2022

La Catedral Vieja de la Trimilenaria reabrirá sus puertas

publicidad

Pordría interesarte...

Cuatro días al mes a partir del 28 de marzo

Declarada Bien de Interés Cultural, un tesoro de la CARM…y abandonada a su suerte…¿Hasta cuándo?

La Catedral Vieja de Cartagena abrirá sus puertas cuatro días al mes, según confirmó la Diócesis en un comunicado. Será de 10.00 a 14.00 horas y comenzará a partir del 28 de este mes.

El calendario para el resto del años ya está establecido: del 27 al 30 de abril; el 21, 23, 24 y 25 de mayo; del 27 al 30 de junio; del 27 al 30 de julio; 27, 29, 30 y 31 de agosto; del 27 al 30 de septiembre; del 27 al 30 de octubre; el 26, 28, 29 y 30 de noviembre; y del 28 al 31 de diciembre.

La Diócesis, por fin, cumple así, tras miles y miles de quejas de los cartageneros, el artículo 8.1.c de la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia que indica que los espacios catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC) deben abrir, como mínimo, cuatro días al mes.

Al parecer, la antigua y olvidada iglesia estuvo cerrada por diversas reparaciones en la capilla del Cristo del Socorro, pero una vez terminadas éstas, no se inició el proceso de reapertura, por lo que se tramitó una denuncia a la Comunidad.

Desprecios y más desprecios tanto del Ayuntamiento como del Obispado. Desprecios a la única catedral consagrada de la CARM.

Ahora, con la supuesta reapertura de la Catedral Vieja, se llevará a cabo un concurso de ideas para la rehabilitación de ésta y que permitirá acceder (plan director ya está aprobado) a los dos millones de euros firmados como el ministerio de Fomento.

Por último, destacar un punto conflictivo y en el que todavía no acercan posturas tanto Obispado, Ayuntamiento y Comunidad, y no es otro que el techado de la catedral. Se barajan dos opciones; un techado parcial u otro total con un techo en condiciones. La polémica está servida.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad