martes, noviembre 29, 2022

Los campamentos y asociaciones de orientación militar, una tendencia reciente que ha venido para quedarse

publicidad

Pordría interesarte...

La asociación de Jóvenes Cadetes de Don Juan de Austria continúa la tradición de otras como El Gran Capitán o Don Pelayo en la organización de campamentos de verano de orientación militar para jóvenes

Este tipo de iniciativas de ocio formativo de calidad siempre ha tenido que superar duras críticas por parte de quienes son incapaces de diferenciar ocio y diversión de las visiones políticas más rancias y sesgadas. Pero la asociación de Jóvenes Cadetes de Don Juan de Austria continúa la tradición comenzada por otras asociaciones como El Gran Capitán o Don Pelayo en la organización de campamentos de verano de orientación militar para jóvenes.

«Los campamentos y asociaciones de orientación militar son una tendencia aún reciente pero que ha venido sin duda para quedarse. Sus objetivos son en primer lugar proporcionar un ocio de calidad a los jóvenes, siempre en entornos de naturaleza, deporte y aventura y al mismo tiempo que ese ocio sea formativo. Pasarlo bien, aprender al mismo tiempo y quizá terminar de orientar la vocación profesional de algunos jóvenes», apuntó el instructor jefe de esta asociación, Rafael Delgado Tacoronte.

Al mismo tiempo, Tacoronte quiso dejar claro lo que se aprende en estos campamentos. «En modo alguno se promueve visión política de clase alguna; de hecho, si vd. lo piensa, en el espíritu de las Fuerzas Armadas de España el pensamiento político no tiene lugar, sino el cumplimiento del deber con independencia de la política. Fomentar la cultura de la defensa tal como la enseña nuestra constitución no es lo mismo -más bien lo contrario, me atrevería a decir- que el impulso militarista incompatible con la paz y la democracia. Aprender a diferenciar ambos conceptos es algo que no todos los ciudadanos han hecho, pero nuestros cadetes puedo asegurarle que sí», añadiendo que «en nuestros campamentos se aprende, en primer lugar, el valor del compañerismo, la amistad, el deber, el esfuerzo y los principios de mérito y capacidad como motores del reconocimiento de nuestros iguales. Se aprende a convivir y a trabajar juntos con personas de distintas regiones, se aprenden técnicas de supervivencia en la naturaleza, primeros auxilios, defensa personal, buceo, etc etc».

También hay que destacar que dichas actividades no se limitarán sólo a campamentos de verano. «Comenzaremos en la Región organizando campamentos de verano, pero pretendemos extender nuestras actividades a todo el año cuando contemos con una masa crítica de socios suficiente que nos lo permita», afirmó el instructor jefe.

Por último, Tacoronte quiso dejar claro que con esta gran iniciativa no se pretende enderezar el futuro ‘comprometido’ de los jóvenes. «No es ese nuestro objetivo. Nuestros campamentos no son reformatorios para chicos con problemas de comportamiento. Sin duda muchos jóvenes han descubierto en los campamentos que hemos hecho anteriormente en otras regiones una determinada vocación militar y de servicio a la sociedad, pero hay una gran diferencia entre ayudar a orientar ciertas vocaciones cuyo germen ya estaba en los muchachos antes de nosotros y “enderezar” a jóvenes que afrontan problemas de mayor gravedad y que necesitan otro tipo de ayuda profesional. No se debe trivializar con ello y nosotros desde luego no lo haremos. Aunque se trate de campamentos de orientación militar debe entenderse que los participantes no van a un servicio militar ni a un cuartel, sino a una actividad juvenil».

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad