martes, septiembre 27, 2022

Regresa el timo de la doble llamada a Cartagena: Desconfíen si le comunican una subida en la tarifa telefónica

publicidad

Pordría interesarte...

Los ‘timadores’ buscan información sobre datos bancarios. Ya son varios los cartageneros que han denunciado este intento de ‘robo’ en los últimos días

Las víctimas suelen ser personas mayores, pero ya son varios, jóvenes de Cartagena los que se han puesto en contacto con cuartaedicion.com para informar del timo de la doble llamada.

Este tipo de timo no es nuevo en la CARM, pero ha vuelto a coger fuerza en estos últimos días y ya son cientos de usuarios incluso a nivel nacional los que han denunciado este intento de estafa.

Los timadores buscan hacerse con datos bancarios. Para ello, se ponen en contacto con el titular de la línea. Lo primero que hacen es identificarse como trabajadores de una compañía telefónica (la que tenga contratada la víctima en cuestión), ya sea Vodafone, Orange, Movistar…y advierten de que el cliente va a sufrir una subida considerable en su factura de móvil. Exactamente, de casi el doble de lo contratado.

El modus operandi siempre es el mismo. El supuesto ‘teleoperador’ advierte de que dicha subida de precio se producirá en cuestión de horas, dejando la puerta abierta al cliente para que abandone la compañía. Queda claro que no es la compañía la que llama. Son los timadores.

El timo consiste en que minutos después de recibir esa llamada la víctima, todavía bloqueada por el anuncio de la subida en el precio de su factura, recibe otra llamada, de la supuesta competencia, que le garantiza una factura mucho más asequible, haciendo saber incluso que es un precio estipulado y regulado por las organizaciones de consumidores (OCU).

El cebo ya está echado y son muchos los que pican.

Sus víctimas suelen ser personas mayores, que ante el estupor causado por esa mentira sobre la subida de su factura de móvil y presionados al mismo tiempo con otra llamada para que de manera veloz se cambien de compañía, caen en la trampa. Son muchos los que pican en esta farsa ante la presión que meten los timadores ofreciendo un precio mucho más barato y creando mucha incertidumbre.

Al mismo tiempo, solicitan datos bancarios de las víctimas con la suplantación de identidad del supuesto operador. Una información a la que los timadores pueden acceder a través del portal de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), donde se puede consultar a qué compañía pertenece una determinada línea de teléfono móvil o fija. Con esos datos, ya se pueden hacer pasar por la compañía que el usuario tiene contratada en ese momento y a la vez pedir a su supuesto cliente datos comprometidos y relacionados con su cuenta bancaria.

La OCU, otra de las víctimas colaterales de esta estafa, lleva tiempo advirtiendo de este timo en que suelen caer muchos usuarios. Ataca, al mismo tiempo, a las operadoras, responsables por la opacidad que existe a la hora de determinar quién es el responsable de un número de teléfono que se utiliza para llamadas de tipo comercial.

Hay que desconfiar si…

-Se reciben dos llamadas en el mismo día o muy seguidas.

-Se comunica la subida de la tarifa por teléfono. Generalmente se anuncia por escrito, junto con la factura mensual.

-Las subidas anunciadas superan los 10 euros. Los incrementos suelen ser menos significativos, de entre uno y cinco euros, salvo que sea porque se cumple una promoción aplicable en los primeros meses, en cuyo caso estas condiciones se deben haber especificado al firmar el contrato.

-Se anuncia una subida inminente. La compañía debe avisar del incremento en la tarifa con, al menos, 30 días de antelación.

-Si la compañía que hace la nueva oferta nos se identifica o dice que la tarifa está avalada por la OCU.

Uno de los casos que más nos ha llamado la atención fue el de una chica que contactó ayer con este diario informado de dicho timo.

El modus operandi fue el indicado con anterioridad. Exactamente los mismos pasos. La joven desconocía el timo de la doble llamada y estuvo a punto de caer en la estafa.

Por suerte, después de recibir la primera llamada de los ‘timadores’, fue ella la que llamó a su compañía y ésta (Vodafone en este caso) le advirtió rápidamente de que era una estafa, ya que en ningún momento la empresa le había subido el precio de la tarifa contratada.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad