jueves, mayo 19, 2022

Un silencio a gritos: Faltan portapasos y penitentes en muchas agrupaciones de la Semana Santa de Cartagena

publicidad

Pordría interesarte...

Hay ‘demasiados’ tronos a hombros y los jóvenes cada vez participan menos. La pandemia y el coste económico por salir tampoco ayudan

Si le preguntan a un presidente de cofradía, alto directivo o fanático de las procesiones de Cartagena le dirán que sobra gente, que todo el mundo quiere participar en la Semana Santa de Cartagena. Que las procesiones de la Trimilenaria son famosas a nivel mundial y que hay ‘tortas’ por participar. Y sí, las procesiones de Cartagena son famosas a nivel mundial, pero ya no es como antes; falta gente que quiera participar.

¿Los motivos? Se pueden dar varias causas. Algunas más creíbles que otras.

Están los que piensan que el Covid sigue ahí y algunos prefieren estar otro año en la sombra. Más que respetable. También está el aspecto económico. Pero ese es un tema que viene de largo. Y es una gran verdad que la mayoría de agrupaciones ‘ayudan’ a aquellos (que pertenecen a la agrupación) que tienen problemas para ponerse al corriente de pago. Dejan trajes y hacen la vista gorda en muchas ocasiones. Buen gesto sinceramente.

¿Son los principales motivos de la falta de ‘personal’? Creemos que no.

Desde nuestro punto de vista, hay tres aspectos principales del por qué faltan portapasos y penitentes en muchas agrupaciones de las cofradías cartageneras.

El primero es que se está rompiendo con la vieja tradición. Cada vez hay más tronos a hombros, lo que reduce el número de portapasos que quieran y puedan participar. A ello hay que sumarle que los jóvenes de hoy en día no tienen la misma ‘pasión’ por la Semana Santa cartagenera.

Vale que hay más adeptos que en tiempos de antaño. Años en que los máximos responsables de la Semana Santa tenían que tirar de gente que se encontraba por las calles para sacar un trono. Te preguntaban…»¿Quieres salir esta noche?» Decías que sí, te daban un traje y ale, a las procesiones. Que se lo digan a los del ‘Socorro’ hace muchos años ya…

Eso queda atrás. Es verdad. Hay más adeptos y organización. Pero en los últimos años los jóvenes, la nueva generación, están dejando claro que, aunque les guste la Semana Santa de Cartagena, prefieren observarla a unos metros con unas palomitas. Meterse debajo de un trono y apencar…mostrar una disciplina perfecta como penitente durante horas…eso es para otros.

Ojo, tampoco ayuda a la causa los ‘cabecillas sacabarrigas’`que se creen los dueños de la Semana Santa. Clanes familiares que se piensan que la agrupación X es suya y participan las personas que ellos eligen. Enchufes siempre hubo, pero es verdad que muchos han decidido tirar la toalla debido a las ‘formas’ de muchas directivas y los clanes que crean ‘sin darse cuenta’, haciéndose dueños (eso piensan) de muchas agrupaciones.

En definitiva, por h o por i la triste realidad es que falta gente para las procesiones. Repetimos, si preguntan agrupación por agrupación les dirán que para nada. Que el fanatismo por las procesiones de Cartagena sigue intacto. Pero eso no es verdad.

Este diario tiene conocimiento de que muchas agrupaciones están pidiendo ayuda en silencio. Faltan portapasos, faltan penitentes…pero no quieren que se haga público.

Lógicamente, ‘La Piedad’, ‘El Jesús’, ‘San Pedro’…esos no tienen problemas. Hay lista de espera y siempre será así. Pero otros, igual de importantes pero con menos nombre, no tienen esa suerte.

Al margen de la cofradía del Cristo del Socorro, compuesta por dos tronos pequeños por lo que no tienen problemas, tanto la cofradía Marraja, California y Resucitado sufren dificultades para cerrar filas en muchas de sus agrupaciones. Es una realidad aunque a los ‘fanáticos’ les duela.

Falta de procesionistas en muchos municipios

Muchos pueblos de la zona han afirmado que están teniendo serios problemas para organizar su Semana Santa este año por falta de gente. En El Algar, por ejemplo, se han tenido que suspender procesiones y puede que sigan los mismos pasos en La Aljorra.

También se han hecho llamamientos para ‘salvar’ las procesiones en La Puebla, donde tienen preparadas las ruedas para sus tronos si al final no pueden portar las imágenes a hombros. Lo mismo ocurre en La Unión, donde han tirado de personal no procesionista para seguir adelante.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad