miércoles, mayo 18, 2022

Caso Sara Gómez: «Cada vez que levantamos la alfombra de Virgen de la Caridad salen más y más cosas raras»

publicidad

Pordría interesarte...

Entrevista con Nora Gómez, hermana de la joven que murió por una lipoescultura. «Van a culpar al hospital Santa Lucía de parte de las lesiones de mi hermana»

Cansados, desquiciados, hartos…pero todavía confiando en que la Justicia en este país existe. Así se encuentran en estos momentos la familia de Sara Gómez, la joven que murió por una ‘simple’ lipoescultura.

Pero claro, no sabían que en un proceso judicial hay demasiados intereses…

Nora, la hermana de Sara, ha querido contar a los lectores de cuaetaedicion.com cómo está la situación en estos momentos, más aún, tras salir a la luz el sorprendente audio de la aprendiz de instrumentista, que puede dar un vuelco a todo el proceso ya de por sí dramático y surrealista que envuelve la muerte de la joven de Alcantarilla.

Buenos días Nora….es de suponer que comenzáis a estar un poco hartos de ver como se está desenvolviendo todo ¿no?

No me imaginaba que un proceso judicial iba a desencadenar tal lucha de intereses llena de corporativismo.

A la vista está que ésto parece sacado del guion de una película; hay contradicciones escandalosas, mentiras, pruebas que ocultan, etc.

Pero estamos en España, y confiamos plenamente en la Justicia. Personalmente, me he quedado rota, vacía y sola. Sara era mi alma gemela, mi hermana y confidente…

Mientras tanto, el más señalado haciendo su vida normal, que suerte tiene…

Me quedo con lo que mi hermano Rubén dijo aquí, el peligro del cirujano NO está en la playa o de fiesta (aunque parece ser que de fiesta o por redes sociales “captaba” y engatusaba a clientes), en mi opinión su peligro real y verdadero está dentro de un quirófano.

Pero el Ilustre Colegio de Médicos le permite trabajar a pesar de un brutal y mediático homicidio del que se le investiga, sin tomar ninguna investigación y ninguna medida cautelar.

Según nos dicen, se sigue ofertando a través de redes sociales en el mercado de la estética, y eso es un peligro potencial y una auténtica temeridad.

Nosotros, ya que nadie lo hace, ponemos el grito en el cielo, avisamos e instamos a las autoridades a que lo inhabiliten cautelarmente. Lo pedimos y lo volveremos a pedir. Estamos decididos a ir nuevamente al Colegio de Médicos.

Para más inri, os están poniendo denuncias…

Daniel, no nos extraña en absoluto. Te recuerdo que el día de los hechos, el 2 de Diciembre, en cuanto Sara entró en la ambulancia del 061 (tardaron casi 4 horas en avisarla) marchó a Murcia y no dejó ni teléfono de contacto ni informó de lo sucedido. Menos mal que llamaron a la pareja de Sara creyendo que llamaban a Masso, y él (pareja de Sara) contactó rápido con el cirujano para que diesen la vuelta y fuera a dar alguna explicación.

Además, a los pocos días, la Consejería de Salud de Murcia hace una muy buena investigación para pasar a Fiscalía, y él se niega a declarar. Lo hace más tarde y por una carta. Y todos sabemos que no se presentó cuando fue requerido por el juzgado, y tuvieron que ponerle una orden de detención.

Así que NO, nos extraña que nos denuncie continuamente a mí, a mi hermano y que supuestamente coaccione a personas en redes sociales por dar su libre opinión en su perfiles, cosa por cierto, creo está denunciado por algunas de ellas.

¿Cuál es la situación actual?

Dentro de la fase de instrucción, van a declarar como testigos todo el personal sanitario tanto del 061 que llevaron a Sara a la UCI, como del Hospital Santa Lucía que la trataron los primeros días. Y ahora que nombro ese hospital, les digo dos cosas; primero que van a culparle a ellos de gran parte de las lesiones de Sara, segundo que estamos eternamente agradecidos con ellos porque hicieron todo por salvar a Sara, a pesar de que ya entró el día 2 de Diciembre con heridas mortales y muy grave.

Ellos fueron muy muy sinceros siempre con su estado y con sus escasas probabilidades, y así nos lo hacían saber a diario y en cada una de las cirugías que se sometía mi hermana cada 48 horas. Ellos se dejaron la piel, y le dimos las gracias en persona al Señor Consejero de Salud de Murcia por ello.

NO descartamos ir contra la aprendiz de instrumentalista si se demuestra falso testimonio, intrusismo profesional u omisión del deber sanitario

Háblenos de esta nueva mujer que aparece, la aprendiz de instrumentista… Supuestamente, mintió, como se ha podido comprobar en el audio que ha salido a la luz

La verdad que, leyendo lo que puso un periódico digital el otro día, parece que el audio suyo del 4 de Diciembre (mi hermana ya luchaba por sobrevivir), contradice a su declaración como testigo.

Al margen de sus conocimientos sanitarios, que no sé cuáles son, me duele muchísimo que diga que la “lipo quedó exagerá” cuando Sara estaba muy grave y luchando por sobrevivir, que la cánula pudo golpear varios órganos o que no podía volver a hablar de ello… Creo que ellos, desde el primer momento, sabían muy bien lo que pasó realmente en el quirófano, de ahí esa confesión a los dos días de la operación.

A mí personalmente, y habló desde mi desconocimiento, me resulta raro que una camarera de la noche con el título de técnico de auxiliar de enfermería esté en un quirófano como observadora o aprendiz de instrumentista (cosa que una auxiliar NO puede ser). Vamos a aseguramos qué hacía realmente allí y qué necesidad hubo si ya había una enfermera de Virgen de la Caridad, si estaba dada de alta ese día y todo. Lo vamos a investigar todo.

NO descartamos en absoluto ir contra ella si se demuestra falso testimonio, intrusismo profesional u omisión del deber sanitario.

Es de suponer que estáis un poco hartos de tantas mentiras

Imagínese. Se ha deshumanizado tanto una gran parte de la sanidad, que no importa que haya una joven sana brutalmente muerta, unos destrozados hijos huérfanos de madre o unos abatidos y desconsolados padres.

Pero es que cada vez que levantamos la alfombra de Virgen de la Caridad de Cartagena salen más y más “cosas raras”. Nunca jamás imaginé que quienes realizan un juramento hipocrático y quienes están para salvar vidas, llegarían a tal nivel.

¿Se refiere a la analítica de su hermana?

A eso me refiero, entre otras cosas.

Virgen de la Caridad le ha ocultado esa analítica, esa prueba vital a la Consejería de Salud de Murcia y al juzgado. Al final, y tras varios requerimientos del juzgado, la han aportado, pero ha costado muchísimo. En cuanto a la Consejería de Sanidad, nosotros mismos se la dimos, y se sorprendieron en gran manera tanto de los valores de la analítica a esa hora, como de la ocultación.

La realidad con esa analítica en mano, es que Sara a las 13:54 horas tenía una hemoglobina de 4,3 cuando debe estar entre 12 y 16. Sara estaba prácticamente desangrada y la operación continuó y acabó en su totalidad.

¿Y qué se supone que están tapando?

No hace falta ser muy lista para imaginar, con estos datos y a estas horas, por qué la trataron de ocultar por todos los medios en Virgen de la Caridad de Cartagena.

Creo que fue todo un cúmulo de negligencias o errores, de malas acciones, gravísimas omisiones…todo cada vez peor:

Una operación que jamás debió hacerse…Un cirujano cardiovascular sin titulación ni especialidad de estética contratado pocos días antes de la operación que hizo a mi hermana, y que presenta un seguro de 4 días antes de firmar su contrato con virgen de la caridad.

Dos anestesistas, y ahora nos dicen que uno de ellos accedió con la clave del otro. No sé si eso es lógico o normal.

Una camarera, auxiliar de enfermería y supuestamente pareja de cirujano, dentro del quirófano en calidad de no sé qué.

Una prueba vital que tratan de ocultar, como hemos hablado antes. Un anestesista que cambia de versión en dos veces.

¿Todo esto es normal? Pero la realidad es que mi hermana Sara está enterrada y hay aún mucho por sacar y por descubrir. Os aseguro que vamos a sacar todo.

Hablando del anestesista…

El Dr. G. V. tiene en su mano decir o no la verdad. Él ya hizo una declaración cuando Sara estaba en la UCI a Sanidad y ahora tiene la oportunidad de hacerlo en el Juzgado.

Si como ya dijo y firmó a mediados de Diciembre en la investigación de Sanidad, se mantiene en que una hora antes, esto es, a las 13:30 horas le dice al cirujano que pare, que detenga la operación, que está extrayendo sangre y vísceras y que la paciente presenta episodios de hipotensión, NO creo que tenga problema alguno por parte de la acusación, pues entendemos que quien presumiblemente la perforó, antes desatendió, desoyó y desobedeció al anestesista.

Por cierto, no estoy diciendo en absoluto lo que debe decir, sino lo que ya dijo en Diciembre.

Yo, de corazón espero, que sea él mismo quien se quite el cartel de «investigado”. Depende sólo de él, de su honor, pero debe decir la verdad con la misma contundencia de las heridas que recibió mi hermana.

Muchas idas y vueltas, cambios de declaraciones…¿de verdad confiáis en la Justicia?

Primero que la verdad salga, y créeme que eso ya es un logro, pues cuesta muchísimo.

Con la verdad expuesta y encima de la mesas, se tomarán las medidas que se hayan que tomar, ya sea contra uno o contra todos.

Se irán de rositas…

En absoluto. Creemos en un Dios que es Justo y en un sistema judicial que es imparcial, garantista y muy eficaz. Dicho ésto, se dictamine lo que se dictamine, no nos van a devolver a Sara jamás, pero vamos a luchar para que no hayan más Saras por culpa de estos médicos llenos de ego que miran sus bolsillos y no la salud de las pacientes.

Ley Sara

Por último, ¿cómo va lo de la iniciativa legislativa?

La “Ley Sara” viene de camino y va a poner soluciones a muchas respuestas y vacíos que existen hoy. Se va a aprobar por unanimidad en Murcia y va a ir a Madrid, y nosotros también.

Pero es como si por un lado no interesase, ¿Quién le va a poner el cascabel al gato? Si a los propios médicos no le interesa la “Ley Sara”, pues se cierran puertas para obtener sobresueldos y ganancias extras sin tener experiencia ni titulación oficial. Los políticos, que nos han mostrado su apoyo, ven los problemas en cuestión de votos y las sociedades médicas o de estética, al fin y al cabo son médicos.

La Ley Sara saldrá, seguro porque es un problema creciente y porque le prometí a mi hermana antes de morirse que nadie más iba a ser víctima de ese vacío, de esa jerga de palabras que no existen como “cirujano estético” o “ciruja o cosmético” y de esas promesas de “cánulas especiales” por alguien sin título ni experiencia.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad