jueves, diciembre 1, 2022

«El trono y el buen samaritano feriante»

publicidad

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

El Viernes de Dolores por la tarde, salió la primera procesión de la Cofradía Californio. Horas antes, a media noche lo hizo la Cofradía del Socorro en su sobrecogedor y austero Vía Crucis.

Entre los Pasos californios salió de la iglesia de Santa María el de “Jesús y María en casa de Lázaro”…y a los pocos metros, en la esquina de la calle del Cañón, el viejo chasis de camión que lo transportaba se averió, quedando bloqueada la dirección, haciéndolo ingobernable…

Para no bloquear el tránsito de la procesión los miembros de la Agrupación de la Santísima Virgen californio y otros cofrades, encabezados por su incansable presidente, desplazaron el trono hasta la plaza del Ayuntamiento, continuando la procesión su curso..

Allí quedó el trono inmóvil, junto a los  ”caballitos” de feria…

El feriante, en cuanto percibió la situación, se apresuró, rebuscó y corrió hacia el paralizado trono con una enorme caja de herramientas. Enterado de la causa de la avería, siguió rebuscando en la enorme caja y encontró un tornillo adecuado para la reparación…

Los cofrades próximos, que habían acudido  prestando su colaboración, de una u otras cofradías, usaron las cedidas herramientas y, finalmente, el presidente de la agrupación de La Sentencia atornilló el “culpable”.

El “samaritano“ feriante recogió su caja de herramientas, volvió a sus “caballitos“ y ahí quedó todo, con el trono reparado, uniéndose posteriormente a la procesión…

Los buenos samaritanos no se limitaron a aquellos primeros años de nuestra Era; resurgen año tras año…A veces, tras un insignificante tornillo.

Mis nietos subirán, una vez más en esos ”caballitos”.

A lo mejor yo, pese a mis años, también subo.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad