jueves, diciembre 8, 2022

Investigan la muerte de un niño de tres años que vivía en una secta en Navarra

publicidad

Pordría interesarte...

Falleció por ingerir gran cantidad de agua oxigenada

Un niño de tres años falleció por ingerir agua oxigenada, lo que le provocó una parada cardiorrespiratoria…¿raro, no?

Un niño puede confundir agua con agua oxigenada (ya es difícil porque hay que dejarlo a la vista y sin vigilancia…y un largo etcétera…pero bueno) ,pero ingerir grandes cantidades de dicho líquido hasta sufrir una parada cardiorrespiratoria…demasiado extraño.

Hay que ser realistas; uno confunde el agua con agua oxigenada y al primer sorbo ya está escupiendo el líquido…no sigue bebiendo grandes cantidades hasta morir. Y menos un niño de tres años.

Por todo ello, autoridades están investigando la trágica muerte de este menor en Navarra. Casualmente, este niño vivía junto a una comunidad de una secta, denominada de las Doce Tribus. Dicha secta lleva asentada muchos años en Navarra.

La secta cuenta con comunidades alrededor del mundo. Son seguidores del evangelio de Yashua y se dedican a producir y vender alimentos ecológicos y es denominada como tal porque algunos de sus miembros infligen duros castigos físicos.

A España llegaron en 1994 y además de en Navarra, en la actualidad también tienen asentamientos en la localidad guipuzcoana de Irún.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad