jueves, diciembre 8, 2022

Suecia lo reconoce y el siguiente debe ser España: La integración de los inmigrantes, un fracaso

publicidad

Pordría interesarte...

Magdalena Andersson, primera ministra sueca: «Tenemos sociedades paralelas»

Suecia lo ha reconocido. España debería, aunque de momento eso es imposible. Pero ya habrá tiempo. Los hechos hablan por sí solos.

Suecia ha reconocido que la integración de los inmigrantes en su país ha sido un auténtico fracaso. Dos décadas recibiendo ‘ilegales’ por doquier que han servido para crear dos sociedades paralelas, al margen de un incremento alarmante de la delincuencia.

«Se ha permitido que la segregación llegue tan lejos que tenemos sociedades paralelas en Suecia. Vivimos en el mismo país pero en realidades completamente diferentes», comentó Andersson en una conferencia de prensa en la que presentó una lista de iniciativas para combatir el crimen organizado.

Al mismo tiempo, añadió sobre el incremento de la delincuencia y la falta de defensa que «ha sido demasiado pobre y hemos tenido una gran cantidad de inmigración. La sociedad ha sido demasiado débil, los recursos para la policía y los servicios sociales han sido demasiado débiles».

Andersson tiene claro que «Tendremos que reevaluar nuestras verdades anteriores y tomar decisiones difíciles».

La primera ministra sueca lleva al frente del Gobierno desde 2014.

Suecia ha endurecido ahora su política de inmigración y su postura ha cambiado de un extremo a otro desde la acogida masiva de gente extranjera. Reconoce su error y España debería hacer lo mismo.

El país gobernado por Pedro Sánchez ha visto incrementada la violencia en sus calles de manera desmesurada. Se puede decir que ya hay ghettos en varias ciudades de España. Es más, algunas ciudades ya son auténticos ghettos. Véase las bandas la tinas en Madrid y el desfase multicultural en la Barcelona de Colau.

Lógicamente, este Gobierno jamás reconocerá su error, por lo que habrá que esperar un poco más. Mientras tanto, el índice de violencia, robos, abusos sexuales…crece de manera descontrolada. Y sus tristes protagonistas, por mucho que quieran ocultarlo los medios bien subvencionados de nuestro querido Gobierno, extranjeros en su gran mayoría.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad