miércoles, mayo 18, 2022

Un joven recibió una brutal paliza e intentaron ahogarlo a la salida del festival Warm Up en Murcia

publicidad

Pordría interesarte...

Un grupo de unos seis individuos intentaron ahogarlo con una especie de cable y le propinaron infinidad de puñetazos y patadas con el único fin de robarle

Un lamentable suceso que se ha dado a conocer por las redes sociales y que ha ocurrido en Murcia. Ha sido la propia víctima la que ha contado los hechos, por lo que sólo tenemos el testimonio de esta persona, que vivió el mayor susto de su vida de camino a casa tras una noche de fiesta.

Los hechos sucedieron el pasado viernes, cuando esta persona, de 30 años, regresaba a pie y solo del festival Warm Up de Murcia. Vive a escasos diez minutos del lugar.

La víctima andaba tranquilamente cuando fue abordado por unos seis individuos, según cuenta en redes sociales. Por la espalda y sin previo aviso fue golpeado en la cabeza y después en las piernas para ser derribado. Una vez en el suelo, intentaron ahogarlo con una especie de cable, al tiempo que recibió una infinidad de patadas y puñetazos. Terrible.

Por suerte para él, quedó inconsciente. Cuando abrió los ojos se encontró en un charco de sangre, una ceja partida, marcas por todo el cuerpo…le habían robado el móvil, las llaves de casa, del coche, el teléfono móvil, tarjetas, documentación, diez euros en efectivo…la vida en definitiva.

«Estoy bien. Todo lo que se puede estar», comentó en las redes sociales, añadiendo que «no busco venganza. Tampoco justicia. La primera no la quiero. La segunda no creo que se dé», señaló. Muy bien dicho por cierto. Sobre todo, cuando se refiere a la justicia.

El joven se recupera en el hospital de las múltiples heridas, pero ha quedado marcado de por vida. «Me sentía en deuda con toda la gente que vuelve a casa con miedo o no. Hoy he sido yo. Tengo 30 años y volvía a casa con una tranquilidad que me han quitado para siempre. A mí y a los míos», terminó de decir en las redes sociales.

Los responsables de este supuesto intento de asesinato, porque se puede llamar así, pues paseando tranquilamente por las calles de Murcia. Seguro que riéndose de esta pobre víctima y preparando su próximo golpe. Total, si los pillan estarán en la calle en cuestión de horas. La justicia hace tiempo que dejó de existir.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad