jueves, agosto 11, 2022

Caso Sara: La familia ha solicitado que José María Ferrer pase a ser investigado en el proceso

publicidad

Pordría interesarte...

Según la familia, Virgen de la Caridad, después de siete meses, todavía hay analíticas que no ha presentado supuestamente

Todavía no está investigado, pero José María Ferrer, director del Centro Médico Virgen de la Caridad, podría acabar como investigado en el proceso. Así lo ha solicitado la familia de Sara mediante un escrito que ya fue presentado hace una semana.

«Se ha solicitado a José María Ferrer para que declare como investigado por parte nuestra lógicamente. Todavía no está investigado, pero lo hemos solicitado. Está registrado desde hace una semana», afirmó la familia.

Ayer, ya lo adelantamos, era un día clave en el caso Sara Gómez, la joven que perdió la vida tras una lipoescultura. Declararon los máximos ‘protagonistas’ y presuntos responsables del fallecimiento de la joven de Alcantarilla; Massó, el médico que la operó y también el anestesista. Ambos en calidad de investigados. También declararon enfermeras y auxiliares que estuvieron presentes en el quirófano.

Todavía queda mucho por decidir en este triste caso que se convirtió en noticia nacional hace ya más de medio año. Pero la familia de Sara Gómez tiene más que claro quiénes son los máximos responsables del fallecimiento de la joven.

Massó abandonó el juzgado de Cartagena por la puerta de atrás, era de esperar, pero los titulares los dejó durante sus declaraciones.

Este médico afirmó que durante la intervención no hubo complicaciones, que los problemas surgieron en el post operatorio. Lo mismo apunta el anestesista. Es decir, ¿Sara salió normal de la operación y llegó medio, presuntamente, muerta a Santa Lucía con numerosas perforaciones en diversos órganos vitales?

Al mismo tiempo, anestesista y una enfermera apuntaron que a Sara se le practicaron dos analíticas tras la intervención para comprobar su estado. Pues bien, la familia de Sara destacó que Virgen de la Caridad todavía no ha presentado las pruebas de dichas analíticas supuestamente.

«La enfermera que le extrajo sangre a Sara en la reanimación y el anestesista dijeron que le hicieron dos analíticas y no la han aportado. Después de siete meses, que tengamos que decirle a Virgen de la Caridad, que todavía hay analíticas que no han presentado, es de narices», comentaron desde el ámbito familiar.

«Sale muy barato ir al Juzgado y mentir. Es un insulto para la familia lo que se está diciendo. Estamos indignados. Pero confiamos en que la Justicia tome nota de las pruebas y que no se deje guiar por las declaraciones. A la vista está que muchas no concuerdan con las analíticas», añadieron.

Estrategias

La estrategia de Massó está muy clara; quiere culpar al Santa Lucía. Este médico apuntó que «si estaba tan grave, no entiendo por qué tardaron cinco días en operar a Sara«.

Fuentes del hospital Santa Lucía ya señalaron a este diario que sí es verdad que se tardó en operar a Sara, pero porque las heridas que presentaban eran demasiado graves.

En definitiva, cada uno presenta su estrategia, pero tendrán que ser las pruebas aportadas las que hablen por sí solas y dicten sentencia. La familia de Sara Gómez tiene claro quiénes son los máximos responsables y buena prueba de ello que es que han solicitado y registrado que se investigue en calidad de investigado a José María Ferrer, nada más y nada menos que el máximo responsable del Centro Médico Virgen de la Caridad.

La familia de Sara sigue confiando en la Justicia.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad