jueves, agosto 11, 2022

Condena a Kote Cabezudo: «Susana Griso, Ana Rosa Quintana y Julia Otero, tan feministas ellas, silenciaron las violaciones»

publicidad

Pordría interesarte...

«El mejor reportaje sobre pedofilia en España lo llevó a cabo una niña de 24 años»

Seguimos hablando con Josele Sánchez.

Antes nadie le creía. Tuvo incluso que salir por piernas de España. Para más inri está acusado por publicar otros importantes casos de pederastia como el “caso Bar España”. Ahora no da que hablar. Calla y sólo sale de su retiro para asistir a comparecencias judiciales. Pero el tiempo que todo lo pone en su sitio parece ir dándole poco la poco la razón en todo.

Seguimos hablando con el periodista Josele Sánchez, el que fuera azote de la pederastia durante años en nuestro país.

¿Cuál es tu visión del periodismo actual que se hace en España?

Desastrosa; es más, en España no se hace periodismo. En España sólo hay voceros de los dueños del corral, difundidores de los mensajes que ordena el amo del sistema. Directores, redactores, presentadores, contertulios… todos son estómagos agradecidos que esconden su incompetencia y su ausencia absoluta de ambición de verdad al amparo de las ventajas que la “policía del pensamiento” otorga a quienes son buenos y sometidos bufones del tinglado que han montado los verdaderos dueños del mundo. Y todo, a mayor abundamiento, bajo una apariencia hermosa de libertad de expresión, con el más atractivo de los envoltorios: “toda la verdad”, “periodismo de investigación” y otras muchas patrañas con las que hacer creer el ciudadano que vive en un país libre en el que cada uno puede pensar lo que quiera y manifestarlo, en el que existe separación real de poderes, en el que la prensa descubre lo que pudieran intentar ocultar “los malos”. Nada más lejos de la realidad. Y por si fuera poco su dominio sobre todo lo que se dice, sobre la “opinión publicada“ (que es muy distinto de la opinión pública) se han inventado ac hoc el sambenito de las “Fake News”, sabes que tuve el honor de ser, durante un tiempo el “Rey de las Fake News”. ¿Y quién dictamina qué es verdad y qué es una Fake News? Nada menos que una empresa creada por el propio sistema (en España por la sociedad periodística García Ferreras-Ana Pastor, el matrimonio guardés de la mansión del señorito George Soros en nuestra nación), un “Maldito Bulo” que se impone como Torquemada en medios de comunicación y redes sociales no ya para discutir la veracidad de toda noticia que ideológicamente no comparten sino para censurar, hasta retirar o impedir su publicación, todo contenido que sectariamente desprecian: sus tentáculos lo abarcan todo, Facebook, twitter, Youtube… cualquier opción de comunicación que intentes acaba controlada por el castigo de la “policía del pensamiento”. Así las cosas quien intenta hacer un periodismo honesto o, sencillamente quien pretende lanzar cualquier mensaje fuera del directorio ideológico del sistema acaba por desesperarse ante la frustración de comprobar empíricamente, una vez tras otra, que todos sus intentos chocan con la represión y la condena a la opacidad.

Habrá excepciones…

Por supuesto, excepciones muy honrosas de lo que tú, el periodismo que haces y el medio que diriges sois una evidente muestra. Hay excepciones extraordinarias incluso en periodistas y medios con los que no comporta la línea editorial o el planteamiento ideológico. Porque todos los medios tienen un trasfondo ideológico y eso, en sí mismo, no me parece mal. Además de cuarteedición hay medios digitales ya legendarios que siguen manteniéndose pese a los continuos y devastadores ataques de la “policía del pensamiento”. Ahora mismo estoy pensando en AlertaDigital (de mi buen amigo Armando Robles), el Alt News que dirige y presenta otro buen compañero, Santiago Fontenla en Radio Cadena Española, Decisión Radio con Javier García Isaac al frente… medios, programas y periodistas con los que no necesariamente tengo que coincidir ideológicamente pero que aprecio su calidad periodística y admiro su posicionamiento de resistencia ante un enemigo que ataca con todo, muy especialmente con la Fiscalía para Delitos de Odio, una figura que viene a ser el comisariado político del Frente Popular cuyo único objetivo es perseguir, acosar y destruir a un enemigo fascista que creen ver en todo aquel que niega a adocenarse ante el sistema. Incluso espacios y programas no profesionales, quiero decir, no realizados por medios de comunicación como tales o por periodistas de formación profesional específica, que insisten en mantener ventanas a la discre3pancia del “mensaje único”, ráfagas de aire fresco en una atmósfera informativa que siempre es unánime ya sea para hablar del Covid 19 que de la Guerra de Ucrania. Aquí La Voz de Europa es otro ejemplo de resistencia de años, siendo bombardeada por todos los medios al alcance del sistema y que es capaz de desaparecer y reinventarse como el Guadiana y que supone una auténtica almorrana para el sistema.

En estos momentos y con el panorama periodístico que dibujas ¿quién es para ti el mejor periodista de España?

Ya te he expuesto mi valoración general sobre los grandes medios de comunicación (prensa escrita y digital, radio y televisión) en España; también te he contado excepciones que mantienen la mínima honorabilidad de una profesión desaparecida en favor de la más prostituta entrega al poder único. En España leer cualquiera de los grandes periódicos escritos o digitales no tiene más acercamiento a la verdad que el que pueda tener un ciudadano cubano cuando lee el Gramma, único órgano de expresión del Partido Comunista de Cuba. Mira, voy a decirte un nombre que ahora tendrá no más de 28 años y de la que no sé absolutamente nada (ni personal ni profesionalmente) desde que salí huyendo de España: Alba Lobera; sí, una niña con sólo 24 años que entró en La Tribuna de España como becaria, que admiraba mi trabajo hasta la idolatría y que en muy poco tiempo me di cuenta que era yo quien debía aprender de ella y no al contrario. Una niña muy preparada que sacó periodismo y filología de manera simultánea pero, sobre todo, una periodista con alma, es decir, una incansable buscadora de verdades escondidas bajo mil subterfugios, una “encontradora” de realidades tan trágicas como veraces y tan incómodas de publicar que son de esos “asuntos feos” que, desgraciadamente, pueden acarrearte problemas el resto de tu vida. Alba Lobera buscaba incansablemente y escarbaba allí donde la pestilencia impedía acercarse a los periodistas de redacción educados a las buenas maneras del régimen. Alba Lobera utilizaba primero su olfato, algo que no se aprende en la universidad, una cualidad innata e imprescindible para ser un buen periodista. Y de inmediato comenzaba a bucear sin límites de tiempos ni saturación de horrores, era capaz de sustraerse de esa fragilidad dulce que aparentaba para sacar todo el arrojo investigador del que es capaz sólo quien busca la verdad cueste lo que cueste. Y así fue capaz de meter mano lo mismo a una de las principales empresas de España, una de esas compañías blindadas y sagradas a la que nadie puede acercarse si no es desde la docilidad y el sometimiento, que a las corruptelas de los puertos, las autoridades portuarias, las compañías navieras y las aduanas. Y de ese modo, con sólo 24 añitos y sin que nadie le enseñara nada (porque el cuadro docente de las universidades de periodismo de España es como para echarse a llorar) buscó a los degenerados que disfrutan sexualmente con menores a través de las redes sociales y encontró mucho más allá de lo que encuentran (porque no tienen ningún interés en hacerlo) los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El mejor reportaje de investigación sobre pedofilia en España lo llevó a cabo todo, solita, una niña de 24 años repleta de hambre de periodismo, es decir, de buscar la verdad más indigesta para el sistema y luchar por poder contarla a la sociedad. Eso es periodismo con valores; ¿qué es el periodismo, si no, más allá de los valores? “Caldo de Pollo”, publicado en dos entregas –creo recordar- no recibirá ningún premio Pulitzer pero puso negro sobre blanco lo que nadie, ni siquiera la policía, había sido capaz de hacer público –al menor hasta entonces, ahora no lo sé porque estoy completamente desconectado el mundo exterior-; las conexiones de algunos de los mayores criminales sexuales contra menores en Europa.

Hablaremos en otro momento de pedofilia y de todo tu conocimiento al respecto. Pero si te parece hablemos ahora de un tema de rabiosa actualidad y que también fuiste tú quien no se cansó de denunciarlo pese a que ahora nadie se acuerde de cómo te enfrentaste sólo ante esa “policía del pensamiento” de la que hablabas antes: me estoy refiriendo al “caso Kote Cabezuso” y su reciente condena a 28 años de prisión. ¿Estarás contento de que, por fin, vaya a la cárcel aquel criminal pederasta al que tanto acosaste desde La Tribuna de España

No, no estoy satisfecho, cómo voy a estar contento si sólo se condena al fotógrafo y no al verdadero líder de la trama de pederastia, el diputado socialista Odón Elorza.

La jueza rechazó hasta en once ocasiones el ingreso en prisión del principal acusado

Mira que va a querellarse contra ti si sigues manteniendo su participación en los hechos

Lleva 5 años diciendo que se va a querellar contra mí y no lo ha hecho: estoy esperándole, deseando que se querelle, que abandone su preservativo judicial del “aforamiento” y se enfrente mí cara a cara en un juzgado. El verdadero nombre del caso no debiera ser Kote Cabezudo sino 2caso de pederastia Odón Elorza. Y no sólo ha salido de rositas el exalcalde de San Sebastián. Seguimos sin saber nada de las implicaciones judiciales de esta trama pederasta. Porque la mayor sospecha de este monstruoso escándalo recae, una vez más, en el sistema judicial; la instrucción del sumario fue deliberadamente obstruida por la propia titular del Juzgado de Instrucción número 4 de San Sebastián, Ana Isabel Pérez Asejo, una magistrado que inexplicablemente ralentizó la instrucción y se negó a dictar la orden de prisión contra el principal acusado, solicitada tanto por la Fiscalía como la acusación particular. ¡Después de 5 años de instrucción!, la juez Pérez Asejo siguió negando el ingreso en prisión de Kote Cabezudo con un argumento tan pueril como que «el ingreso en prisión no va a evitar lo que ya se ha cometido». La juez Ana Isabel Pérez Asejo acumuló tres querellas por prevaricación que exigirían, cuanto menos, no sólo una respuesta del Consejo General del Poder Judicial, sino la propia intervención del ministro de Justicia. Tal fue el desamparo de las víctimas que el abogado de ocho de ellas, Mario Díaz Fernández, se vio obligado a grabar un vídeo (que les ofreció íntegramente La Tribuna de España) en el que relató como el propio Fiscal Provincial de Guipúzcoa tenía en su poder un listado con los nombres y apellidos de jueces, políticos, banqueros e importantes empresarios españoles que habrían participado en estas orgías con menores en las que, incluso, se habrían grabado violaciones.

Con esas extrañas actuaciones de la Juez Ana Isabel Pérez Asejo ¿Intentó proteger a alguien?

Mira, el otro de los abogados las víctimas, el veterano y prestigioso letrado donostiarra Antxón Massé, manifestó que la juez Pérez Asejo estaba recibiendo presiones y hacía hincapié en las tres querellas por prevaricación que ya ha recibido la instructora del caso. En noviembre de 2.013, una víctima interpone la primera querella por prevaricación y por omisión del deber de perseguir delitos contra la juez: ¡ahí es nada! Como respuesta a esta denuncia, la juez instructora ordenó sobre ella un informe de credibilidad, la intervención del teléfono de la víctima y la colocación de un dispositivo de escucha y una baliza GPS en su vehículo, así como solicitó del cuerpo policial que le fueran entregadas todas las conversaciones intervenidas, incluidas las que la víctima mantuvo con su letrado. En abril de 2.015 eran ya cuatro víctimas las que se querellaban contra la magistrado por prevaricación. La propia Audiencia Provincial de Guipúzcoa consideró que, «la juez Ana Isabel Pérez Asejo, con su actuación, ha malogrado gran parte de la investigación, ha dictado resoluciones sin argumentación asumible y ha obviado peticiones que exigían cuando menos una aceptación o rechazo motivado».

Entonces, ¿por qué siguió esta magistrado al frente del procedimiento?

La juez Pérez Asejo denegó la solicitud de las víctimas (recordemos, víctimas menores de abusos y grabaciones pedófilas) de decretar el secreto de las actuaciones para proteger sus identidades, así como la entrada y registro del domicilio de Kote Cabezudo y la incautación de todo material informático, medidas solicitadas por las víctimas que, en cualquier otro caso, habrían sido interpuestas de manera inmediata y por propia decisión judicial. En julio de 2.015 se interpone una nueva querella por prevaricación contra la juez Ana Isabel Pérez Asenjo por su incomprensible negativa a conceder a las víctimas el derecho de acceder al material informático incautado. Estamos hablando de niñas que, cuando fueron grabadas en diferentes aberraciones sexuales, eran menores de edad y que pretendían el más absoluto de los derechos: conocer de qué grabaciones disponían sobre ellas. Kote Cabezudo, 11 peticiones de ingreso en prisión denegadas por la juez. En total han sido cinco las víctimas que acusan de prevaricación a la juez y también uno de los abogados.

¿Nadie tiene nada que decir al respecto?

Intuyo que debería dar explicaciones hasta la ministro de Justicia. Mientras tanto, la juez Ana Isabel Pérez Asenjo impidió durante cinco años que el ya condenado, Kote Cabezudo ingresara en prisión: ¡hasta en once ocasiones ha rechazado la solicitud de prisión contra el acusado y, además, en cinco años de instrucción no ha ordenado ni una sola detención.

¿A qué se dedica entonces la magistrado del caso?

Esto es lo que a mí me gustaría saber. Y qué ha pasado con su expediente. ¿Pagará por su manifiesta negligencia? ¿Sabremos por qué protegió a los criminales, por orden de quién? ¿Sabremos quiénes eran «Los lobos de San Sebastián»? El abogado Mario Díaz Fernández anunció tener una lista con nombres y apellidos de los participantes en estas aberraciones pedófilas (un listado de personajes de extraordinaria influencia en el mundo de la propia judicatura, la política, la banca y la empresa); también manifestó el letrado que esa lista es de perfecto conocimiento de la Fiscalía guipuzcoana, del Ministro de Justicia, del Fiscal General del Estado y del propio presidente Mariano Rajoy. Pero es que, además, el otro abogado de la acusación, Antxón Massé, también coincidió en que existía una dilatación del proceso con una intención perversa y mantuvo que las decisiones adoptadas por la juez Ana Isabel Pérez Asejo estában condicionadas por una posible «Mano Negra» que habría de mover en la sombra los hilos del proceso. Para este abogado, «la credibilidad de la magistrada en el entorno jurídico está en entredicho después de una instrucción que se ha prolongado durante un lustro y que no arroja ningún detenido».» Son los Lobos de San Sebastián», sentenciaba Antxón Massé. Así se autodenominaba el grupo de pederastas y abusadores sexuales del que seguimos sin saber absolutamente nada por culpa de una juez que empeñada en que este caso no avanzase. Sólo cuando fue apartada del mismo pudo terminarse de instruir el sumario.

Susana Griso, Ana Rosa Quintana, Ana Pastor y Julia Otero, tan feministas ellas, silenciaron las violaciones

Tú denunciabas desde La Tribuna de España que podríamos encontrarnos ante uno de los mayores escándalos de pederastia y abusos sexuales, con conexiones judiciales, políticas y financieras de la España moderna

Sí, aunque ahora nadie se acuerde de que prácticamente estuve solo manteniendo estas acusaciones; parece ser que Josele Sánchez no estaba tan loco, ¿no habíamos quedado cen que era “el Rey de las Fake News”?; no me importa porque he decidido vivir mi vida de otro modo y sin el menor rencor, pero debo recordar que sólo Melchor Miralles respaldó estas denuncias. Pero me da lo mismo; las medallas las dejo para otros. Sólo me interesa que se haga justicia y la justicia no se hace condenando sólo a Kote Cabezudo. La magistrado Ana Isabel Pérez Asenjo (repito) de manera inadmisible incumplió con el artículo 189-8 del Código Penal que permite el secuestro de la web y la inmediata paralización de las emisiones de los vídeos que, al precio de 14 euros, cualquiera podía seguir visionando visionar a través de internet, unos vídeos que muestran aberrantes abusos sexuales ¡y hasta una violación a niñas menores de edad! Dos años y medio estuvieron las víctimas clamando para que las imágenes fueran retiradas de internet; pero la justicia miró hacia otro lado. ¿No hay responsabilidad legal de esta juez? Es inadmisible. Tampoco exista responsabilidad Alguna de la Teniente Fiscal que impidió claramente al fiscal de la causa realizar su trabajo, se opuso a la detención del ya condenado Cabezudo y actuó como el mejor filtro y la mejor defensa de Odón Elorza. Vergüenza de justicia. Vergüenza de España. ¿Sabes qué? Antes me preguntabas sobre periodismo y periodistas en España. “Grandes periodistas” mujeres que enarbolan la bandera del feminismo y que tuvieron perfecto conocimiento de lo sucedido e, incluso, que visionaron personalmente las aberrantes grabaciones, ninguna dijo ni una sola palabra en sus medios.

¿Quiénes eran esas periodistas? ¿Me das nombres?

Por supuesto que te los doy: Susana Griso de Antena 3, Ana Rosa Quintana de Tele 5, Ana Pastor de La Sexta y Julia Otero de Onda Cero… También hombres como los directores de El País, El Mundo, La Razón, ABC o Pedro J. Ramírez de El Español. Y el director de informativos de TVE, o los comunicadores radiofónicos Federico Jiménez Losantos o Carlos Alsina entre otros.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad