viernes, octubre 7, 2022

Condenan a un padre por dar un pequeño azote en el culo a su hija que por entonces tenía cuatro años

publicidad

Pordría interesarte...

Cuatro meses de cárcel y no podrá ver a su niña durante un año y cuatro meses

Dios mío que mal va el mundo. Es decir, si violan a tu hija y el responsable es un menor, no le pasa nada…pero si tú le pegas un azote a tu niña por x motivos…puedes estar hasta año y medio sin poder verla…¡a tu propia hija!

Queridos lectores, es real lo que vamos a contar a continuación.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 4 meses de prisión por un delito de maltrato en el ámbito familiar que le fue impuesta a un padre por propinar un azote en las nalgas a su hija de cuatro años, causándole lesiones que no necesitaron ni asistencia médica, como bien ha publicado PoliciaH50.

La Sala de lo Penal entiende que no hay causa que justifique un ‘fuerte’ azote en las nalgas a un menor de cuatro años, aunque las lesiones causadas no requieran ni asistencia médica, más aún, si el motivo es que no dejaba de llorar.

El pleno de la Sala de lo Penal, que adelantó este fallo el pasado 31 de mayo, desestima así el recurso de casación interpuesto por el condenado contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Valladolid que confirmó la dictada por un Juzgado de lo Penal de la misma ciudad.

Para más inri, el Juzgado le ha impuesto la prohibición de ver a su hija. No podrá acercarse a menos de 500 metros de la criatura durante el próximo año y cuatro meses…y deberá indemnizarla con 200 euros.

No puedes ver a tu hijo durante más de un año porque le has pegado un azote en el culo…

Estas son las patéticas leyes que tenemos en este putrefacto país donde la ley que impera es crear una sociedad débil, inepta, fría, manipulable y analfabeta.

Pero ojo, que aquí viene la puntilla femi progre…

Resulta que este pobre hombre estaba separado de su mujer y tenía la custodia compartida de dos niños. Aten cabos, no es muy difícil saber lo que ha pasado en este caso.

En definitiva, un hecho bastante ‘normal’. Un hecho que no requirió ni asistencia médica. Un hecho que ha condenado a un hombre a no poder ver a su hija durante año y medio por un azote ocurrido cuando tenía cuatro años. Ahora tiene 7 años.

Sinceramente, de risa.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad