viernes, octubre 7, 2022

Una mujer es condenada a cuatro años de cárcel por abusar de una menor que estaba a su cuidado

publicidad

Pordría interesarte...

En una caseta de una finca, tras esnifar cocaína, y en compañía de un hombre que también ha sido condenado

Este caso se dio a conocer hace menos de 24 horas pero pocos medios lo han publicado. Claro, una de las condenadas es una mujer.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a una mujer a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de una menor de 15 años que habían dejado a su cuidado.

Así se desprende de la resolución, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), en la que se condena a la mujer por un delito de abuso sexual a menor de 16 años. Junto a la pena de prisión, se le prohíbe acercarse a la menor a una distancia no inferior a 300 metros.

También ha sido condenado un hombre por abusos a la menor a una pena de un año de cárcel. Ambos deberán indemnizar a la menor con seis mil euros.

Los hechos, surrealistas y lamentables.

21 de julio de 2016. La víctima se encuentra en la casa de la condenada, compañera de trabajo de la madre de la menor y bajo su cuidado y protección tras pedírselo ésta.

Ambas deciden dar una vuelta y se encuentran, CASUALMENTE, con el otro condenado. Éste las invita a desayunar en compañía de más gente y luego deciden irse a una finca. Allí deciden darse un baño en una balsa. La denunciada lo hace desnuda y la menor y el hombre en ropa interior.

Allí se producen los primeros tocamientos sexuales entre los condenados ante la mirada, supuestamente repulsiva, de la joven.

Después del baño, la ‘pareja’ se va a una caseta, donde anteriormente habían esnifado cocaína, y se meten en una cama para tener relaciones sexuales. En ese momento, llaman a la menor, que ACUDE a la llamada y se mete en la cama con ellos, a pesar, supuestamente, de que no quería hacerlo. Fue influenciada supuestamente y allí se dejó hacer prácticas sexuales.

Lo dicho, un caso más que surrealista que pone en evidencia que las MUJERES también son culpables de cometer abusos sexuales. El problema es que la mayoría de los casos no salen a la luz en los medios controlados por Montero y su manada.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad