martes, noviembre 29, 2022

Cartagena: El CATE provisional podría empezar a funcionar a lo largo de esta semana

publicidad

Pordría interesarte...

Ya cuenta con todo el mobiliario y equipamiento

El cuento de nunca acabar parece que ya tiene un final. Aunque este cuento está dividido en varias partes y el drama todavía está por llegar.

Según fuentes policiales, el CATE provisional de Cartagena (en El Espalmador) podría abrir a lo largo de esta semana y funcionar así por fin.

Tras una reunión mantenida el pasado jueves entre diversas autoridades, a la que no asistió el delegado del Gobierno de la CARM, José Vélez, aunque en un principio estaba prevista su asistencia, parece ser que ya hay total acuerdo y el CATE provisional del Espalmador podría funcionar a lo largo de esta semana.

Y decimos que ya hay acuerdo porque la puesta en marcha de este centro temporal en la Trimilenaria ha sufrido diversos retrasos. Defensa e Interior no acercaban posiciones en lo que se refería al tiempo que iba a estar abierto este centro y su emplazamiento definitivo.

Al final, y según nuestras fuentes, el pasado 29 de julio la Armada ‘cedió’ a las presiones del Ministerio para que este CATE este funcionando a pleno rendimiento durante el próximo año.

La semana pasada llegó todo el mobiliario y equipamiento. El CATE provisional tiene capacidad para más de 300 personas repartidos en 38 módulos. El complejo tendrá otros ocho departamentos para instalaciones de la Policía Nacional, para la atención jurídica y sanitaria. Ha costado la friolera de cuatro millones de euros casi.

La apertura de este CATE llega tras fijar fecha y emplazamiento para el CATE definitivo, que irá en la ladera del Monte Galeras, en el Depósito de Combustible, entre Ministerio de Interior y el Ministerio de Defensa, y tras el compromiso de la Autoridad Portuaria de colaborar en las obras de instalación y acondicionamiento del susodicho.

Dos CATEs y ¿un CETI?

Mientras la Trimilenaria se prepara para tener dos CATEs, uno provisional y otro fijo, los ciudadanos se siguen preguntando sobre la llegada del posible CETI al Hospital Naval, una idea que tiene entre ceja y ceja el gobierno Central desde hace muchos años ya.

Estas negociaciones se están llevando a cabo bajo un secretismo absoluto, aunque ya podemos indicarles que las negociaciones siguen su curso.

La excusa, para no alarmar a los vecinos de la Trimilenaria, es que el viejo hospital servirá de refugio para los ‘ucranianos’, pero la realidad es que el uso que tienen previsto para el Naval es muy distinto.

Quieren construir un CETI. La voz de alarma ya la han dado algunos políticos de la CARM y también alguna asociación.

Como ‘Víctimas de la inmigración ilegal’, que ha convocado una concentración el 1 de octubre en la misma puerta del Naval para dejar claro que Cartagena no puede convertirse en el centro neurálgico de la inmigración ilegal



Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad