martes, noviembre 29, 2022

Gonzalo Abad propone al Ayuntamiento iniciar el expediente administrativo «de nominación de espacio público con el nombre de la Legión Española»

publicidad

Pordría interesarte...

Cartagena ha tenido siempre una fuerte vinculación con el Ejército español

La Legión Española fue fundada por Real Decreto de 28 de enero de 1920 con el nombre inicial de Tercio de Extranjeros. El alistamiento quedó abierto a españoles y extranjeros sin mayores exigencias que ser sanos, fuertes y aptos para empuñar las armas, ofreciendo, a cambio, la posibilidad de hacer carrera militar en el seno de la Legión

De esta forma se veía convertido en realidad lo que comenzó siendo un proyecto del Teniente Coronel de Infantería José Millán Astray, militar de prestigio que unía a una elevada formación un demostrado heroísmo forjado en Filipinas y posteriormente en África, donde mandó Fuerzas Regulares, y que tomó la idea a la vista del excelente resultado que a los franceses les había dado la Legión Extranjera.

Con las primeras incorporaciones de voluntarios se fueron formando las diferentes banderas con sede en las proximidades de la ciudad de Ceuta, en el acuartelamiento de Dar Riffien, comenzando las primeras operaciones en noviembre de 1920, y tomando parte activa en las operaciones del sector occidental de la segunda guerra de Marruecos, o guerra del Rif, alcanzándose la total pacificación del protectorado mediante la paz de Bab Tazza el 10 de julio de 1927.

En brillante acto, presidido por S.M. el Rey Alfonso XIII y actuando como madrina S.M. la Reina Victoria Eugenia, la Legión recibe su primera Bandera de combate en Dar Riffien el 5 de octubre de 1927.

Tras las elecciones de 1931 y la proclamación de la II República, las unidades de la Legión, en solemne acto, prestaron acatamiento al nuevo régimen el día 16 de abril. El día 9 de diciembre, la VII Bandera participa en el desfile que, con motivo de la toma de posesión del recientemente elegido presidente Don Aniceto Alcalá Zamora, tiene lugar en Madrid. A comienzos de 1932 se disuelven la VII y VIII Banderas y el Escuadrón de Lanceros.

Con ocasión de los sucesos revolucionarios de octubre de 1934, la Legión es nuevamente requerida para combatir a los alzados en armas en Cataluña contra la

República, enviando allí a la III Bandera. A continuación se traslada a a Asturias donde opera en la sublevación de la cuenca minera conocida como la Revolución de Asturias.

Participa también en la Guerra Civil, entre 1936 y 1939, período en el que alcanza el máximo de sus efectivos, con 18 Banderas (unidad tipo Batallón), siendo muy importante su participación junto con las tropas de regulares indígenas (ambas unidades constituían el núcleo más combativo del curtido Ejército de África), e igualmente participa en la guerra de Ifni entre 1957 y 1961

Frontera del Sáhara

Entre 1970 y 1975 se le encomienda a la Legión la protección de la frontera del Sáhara español frente a las posibles agresiones de Marruecos, al tiempo que tenía que guardar la retaguardia frente a las acciones del Frente Polisario. Cuando en 1975, tras la denominada Marcha Verde, el Gobierno español abandona la antigua provincia del Sáhara, cerca de 5.000 legionarios desplegados en el Sáhara apoyan la complicada evacuación y abandonan el territorio, habiendo de entregar sus acuartelamientos a las fuerzas marroquíes y mauritanas.

Ya en la década de los 90 y siguiente, y tras varias reformas en relación con su forma de reclutamiento, la Legión ha intervenido en diferentes misiones de paz y de ayuda humanitaria de la ONU, la OTAN, la OCSE y la Unión Europea en distintas zonas en conflicto, como Bosnia-Herzegovina, Albania, Kosovo, Macedonia, Irak, Afganistán, República de El Congo, Líbano, Afganistán y Líbano.

En todas estas misiones la Legión ha sido la vanguardia del Ejército español, desplegando en primer lugar y contribuyendo a garantizar el establecimiento de un entorno seguro para facilitar el retorno de la normalidad política y social a países devastados por la guerra, así como a proteger y proporcionar el reparto de ayuda humanitaria a miles de refugiados, pagando el alto tributo de cinco muertos y numerosos heridos.

La Legión ha obtenido, en todas estas misiones, el reconocimiento nacional e internacional, plasmado en multitud de felicitaciones oficiales y distinciones, entre las que destaca el Premio Príncipe de Asturias de la Paz a las Agrupaciones Tácticas “Málaga” y “Canarias”.

La Ciudad de Cartagena ha tenido desde siempre una fuerte vinculación con el Ejército español, y no se entiende nuestra ciudad sin el Ejército, ni el Ejército sin la ciudad de Cartagena, con su Capitanía General, su Arsenal, la Base y Escuela de Submarinos, el Centro de Buceo de la Armada, la USAC (Unidad de Servicios del Acuartelamiento) de Tentegorra, el Regimiento de Artillería Antiaérea nº 73, y el Museo Histórico Militar.

Por todo ello, el concejal del grupo municipal Vox Cartagena propone al Ayuntamiento iniciar el expediente administrativo, de acuerdo con el Reglamento de Honores y Distinciones y Protocolos a la nominación de un espacio público como de la Legión Española.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad