domingo, febrero 5, 2023

Abandonados en el Nilo: Un grupo de turistas de Cartagena reclama una indemnización por un viaje a Egipto que se convirtió en una pesadilla

publicidad

Pordría interesarte...

Comunicado de los afectados que exigen una indemnización acorde al perjuicio causado

Egipto no es un viaje más, es un viaje que después de varios años queriendo realizarlo, por fin concurren las circunstancias y vamos a él llenos de ganas e ilusión. Pero, lamentablemente, se convirtió en una pesadilla; decepcionados, desilusionados, enojados por el viaje que nos encontramos lleno de contratiempos.

Éramos un grupo de más de 75 viajeros, que contratamos el pasado mes de octubre con una agencia de viajes de Cartagena, lo que para muchos de nosotros iba a ser un viaje de ensueño y muy esperado: EGIPTO TODO INCLUIDO, cuyo programa incluía un crucero de 5*, de 4 noches por el Nilo.

Al llegar a Lúxor (ciudad a las orillas del río Nilo), nos indican que esa noche dormiremos en un hotel, ya que la motonave la estaban reparando por problemas con el generador. Sin saberlo empezaba una sucesión de apaños e improvisaciones.

No deshicimos las maletas porque nos dijeron que al día siguiente nos desplazaríamos a la motonave después de las excursiones previstas a iniciar nuestro crucero por el Nilo.

Al día siguiente nos dice el guía que comeríamos fuera de la motonave, para que así de tiempo a repararla… ni en sueños, ésto nunca pasó. Y sobre las 19.00 h nos confirman que no va haber crucero en este viaje. Los guías de … ya lo sabían. En ningún momento hicimos uso de la motonave.

Nos ofrecieron el alojamiento con un crucero alternativo, que según ellos era de lujo superior y que así compensaban las molestias. Donde nos llevaron fue a una motonave que llevaba tiempo cerrada, que no estaba en uso; sucio, sin comedor, habitaciones en mal estado, sin agua… una vergüenza que por mucho no cumplía con las características ofrecidas en el programa de viaje, ni reunía unas mínimas condiciones de habitabilidad.

La siguiente alternativa que nos dieron para alojarnos fue en hoteles, innumerables traslados en autobús, para llegar y salir de los hoteles a realizar las excursiones, con las maletas sin deshacer, a distancias muy considerables de las excursiones, con lo que pasamos gran parte del viaje en trayectos en autobús, cenas a deshoras y de muy baja calidad, por carreteras no acondicionadas para ello, comiendo o almorzando a base de picnics. En definitiva, sumando km y horas de cansancio junto a las malas comidas y cenas por los horarios de salida y llegada a los hoteles.

Por si faltaba algo y para despedirnos de Egipto, al llegar al aeropuerto para embarcar hacia Alicante, nos cambiaron de mostrador de embarque en tres ocasiones, se equivocaron de terminal, teniendo que desplazarnos por la carretera andando con las maletas.

La agencia de viajes no se hace responsable de lo sucedido, e incluso se ha mostrado molesta y ofendida ante nuestras quejas y reclamaciones, trasladándonos su gran pesar y en su afán de dar solución a lo acontecido, nos trasladó la compensación de 250 € de la mayorista… ¿Y la agencia, con la que firmamos el contrato?

Si bien la incidencias ocurridas fueron a la totalidad del grupo, quedamos 38 a los cuales la respuesta obtenida hasta el momento no cumple con los daños causados por esta desastrosa organización del viaje, por lo que confiamos que en la próxima cita de se obtenga una respuesta satisfactoria.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad